+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Indemnizada por un retraso en el diagnóstico de cáncer de mama

El Servicio Madrileño de Salud obvio una mamografía que confirmara un diagnóstico

 

Una mujer se somete a una mamografía. - REUTERS/ ERIC GAILLARD

EL PERIÓDICO
19/10/2016

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha condenado al Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) al pago de una indemnización de 140.000 euros a una mujer por el retraso en el diagnóstico de un cáncer de mama que le supuso el avance de la enfermedad y la pérdida de ambos pechos.

Según ha informado la asociación Defensor del Paciente, cuyos abogados han llevado el caso, la sentencia es firme y la afectada ha cobrado ya la indemnización por el daño ocasionado como consecuencia de la actuación del Servicio de Ginecología del Hospital Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

La afectada, E.P., de 36 años edad, acudió al servicio de ginecología en febrero de 2011 por un nódulo palpable de 2-3 mm en la mama izquierda y un mes después le realizaron una ecografía tras la que se calificó la lesión de mastopatía fibroquística birads 3.

Según relata el Defensor del Paciente, no se encargó una mamografía que hubiera complementado el diagnóstico, sino que se le recomendó que regresase en 6 meses.

En el mes de septiembre de 2011 acudió nuevamente a consulta y se le realizó nueva ecografía de mama, en la que se comprobó que el bulto había crecido y le realizaron una resonancia magnética que demostró que el tamaño del nódulo había crecido hasta los cuatro centímetros. Tras sucesivas pruebas, se le diagnosticó, en octubre de 2011, un "carcinoma lobullillar infiltrante".

El Tribunal señala que la demora en el diagnóstico, tal y como expone el informe pericial aportado por la afectada, tuvo consecuencias negativas en la evolución de la enfermedad derivadas del crecimiento del tamaño del tumor, como la mastectomía radical y la reducción, entre un 21% y un 50%, en su perspectiva de vida a 5 y 10 años respectivamente.

El Tribunal ha fijado una indemnización total de la Administración por la cantidad de 140.000 euros.