+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

CORONAVIRUS

Un informe matemático da por pasado el pico de contagios y sitúa el de las UCI el 9 de abril

Estos días se estaría en el momento álgido de hospitalizaciones y las tres curvas presentan después "una bajada pronunciada" Advierte que en noviembre estaremos como en marzo si el calor no influye en el virus y no se mantiene la distancia social tras la cuarentena

 

Miembros de la UME desinfectan un Centro de Mayores en Torrent (Valencia). - MIGUEL LORENZO

NACHO HERRERO
02/04/2020

El grupo de investigación de matemáticas 'Modelling Uncertainty Qualification' de la Unversitat Politécnica de Valéncia, uno de los primeros en estudiar esta crisis del coronavirus, ha presentado su nuevo modelo predictivo y un último informe que asegura que ya se habría superado el pico de contagios, que estaríamos sobre el de hospitalizados y que el de ingresados en la UCI se alcanzará justo dentro de una semana, el próximo 9 de abril.

"Hemos tardado tanto en volver a sacar este informe porque el modelo es muy sensible a los parámetros, y como consecuencia, a pesar de los resultados que mostramos, la realidad es que hay mucha incertidumbre sobre lo que está pasando y va a pasar", admite el grupo en su informe.

Es el primero que publican desde que el 22 de marzo, tras publicar once informes diarios, y ante la evolución de la pandemia decidieran abandonar su anterior modelo predictivo, construir uno nuevo y calibrarlo con los datos diarios del Ministerio de Sanidad.

El MUNQU pone como ejemplo de esa incertidumbre el cambio que supondría en las predicciones el efecto del calor sobre el COVID 19.

Peligro en noviembre

De hecho, el informe también plantea dos escenarios de evolución a largo plazo de la crisis, partiendo de una hipotética salida escalonada de la cuarentena a partir del 1 de mayo en el que cada siete dias, podría abandonar el confinamiento el 25 por ciento de a población. Y las diferencias son notables.

En una primera opción, en la que tras la cuarentena se mantiene la distancia social y el calor que se espera que haga a partir del 15 de mayo afecta al virus, el número de contagios tras un drástico bajón, continúa a partir de final de mayo una suave tendencia a la baja hasta que casi desaparecer en novimembre.

La segunda opción, con la misma pauta de fin de la cuarentena, supone que no se respeta la distancia social y que el el calor no tiene los efectos previstos sobre el virus y en esa hipotética situación plantea un notable y progresivo aumento en el número de contagios que haría que en la tercera semana de noviembre la situación fuera muy parecida a la de la segunda semana de marzo.