+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

la policía detectó indicios

Un juez deja en libertad a un acusado de violencia de género tras confirmarse la muerte natural de su expareja

La autopsia confirma que la expareja del acusado tuvo una muerte natural debido a un infarto

 

Agentes de la Policía Nacional. - EUROPA PRESS

EL PERIÓDICO / AGENCIAS
03/03/2020

La muerte de Alexia Paola Carralero el 30 de noviembre pasado en el barrio madrileño de Vicálvaro fue natural, debida a un infarto, motivo por el que el juzgado que investigaba el suceso como un posible caso de violencia de género ha archivado la causa y ha dejado en libertad al acusado.

Según ha informado este martes el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 10 de Madrid ha decretado el sobreseimiento provisional de la causa incoada contra José Luis C.P. por un delito de homicidio al confirmar la autopsia que el fallecimiento de su pareja sentimental se debió a un infarto agudo de miocardio. 

Tras certificar que la muerte de Alexia Paola Carralero, de 38 años, fue natural, el juzgado ha puesto en libertad al acusado, que permanecía en prisión provisional desde el momento de los hechos, ya que inicialmente se sospechaba que la víctima pudo haber sido intoxicada con algún tipo de sustancia por su pareja, lo que ha descartado el informe final de la autopsia, añade el TSJM. 

Minuto de silencio en repulsa por el caso

La muerte de Alexia se conoció públicamente el cuatro de diciembre, cuando la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género la incluyó como víctima de la violencia machista después de que el primer informe de la autopsia no excluyese que se tratase de una muerte violenta y un juez enviase a prisión a su pareja como posible autor.

La mujer llevaba varios meses de relación con José Luis, con el que se había ido a vivir a la calle Caliza de Vicálvaro, y el 30 de noviembre el hombre llamó desde este piso a emergencias para pedir una ambulancia porque la mujer se encontraba mal. Al llegar los facultativos solo pudieron confirmar la muerte de la chica.

En la vivienda estaba también el padre de José Luis y la Policía encontró varias drogas, según informaron fuentes policiales. Los investigadores descartaron que la fallecida tuviese signos inequívocos de muerte violenta, pero al detectar algunas manchas en su pecho y ver un cable en la habitación detuvieron al novio por tráfico de drogas y como sospechoso de homicidio, a la espera la autopsia.

El Juzgado de Instrucción número 15 de Madrid, en funciones de guardia ese día, se inhibió en el Juzgado Especializado en Violencia sobre la Mujer 10 de la capital, que ordenó el ingreso en prisión del arrestado por homicidio, al tener sospechas razonables de que se tratase de una muerte violenta, precisaron entonces fuentes jurídicas. La Fiscalía había solicitado prisión para el detenido.

La Delegación del Gobierno en Madrid convocó un minuto de silencio en repulsa por la muerte de Alexia, como hace cada vez que la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género confirma un caso de violencia machista, pero finalmente lo desconvocó a la espera del avance de la investigación.