+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

OPERACIÓN DE LA POLICÍA NACIONAL

Liberada en Barcelona una mujer explotada sexualmente captada en redes sociales

La víctima quedó embarazada del proxeneta, pero no pudo ir al médico y sufrió agresiones para provocarle el aborto

 

EL PERIÓDICO
16/08/2016

La Policía Nacional ha liberado en Barcelona a una mujer que llevaba cinco años siendo explotada sexualmente en varios prostíbulos desde los 18, tras haber sido captada a través de las redes sociales a los 16 años.

La mujer, de origen rumano, fue captada por un compatriota a través del método 'lover boy', con falsas promesas de amor, empezó a vivir con él a los 18 años en Badalona, y poco tiempo después fue obligada a prostituirse bajo duras condiciones físicas y psicológicas, según ha informado este martes en un comunicado la Policía Nacional.

El proxeneta aisló a la mujer de su entorno familiar, le rompió la documentación y el teléfono móvil y comenzó a controlar sus relaciones y a agredirla con técnicas que incluían azotes, quemaduras, agua hirviendo y cortes de pelo.

La víctima trabajó en clubs de Barcelona, Asturias y Madrid, y tras un año y medio explotada quedó embarazada del proxeneta. Aunque tuvo que seguir trabajando, no pudo ir al médico y sufrió agresiones físicas y sexuales con la intención de provocarle el aborto, llegando a obligarla a dormir unos días a la intemperie en un parque público.

AMENAZAS Y AGRESIONES

Poco tiempo después de dar a luz, periodo en el que estuvo en la casa materna, volvió a ser explotada bajo amenazas y agresiones que le infundía el proxeneta. Tras una de las múltiples vejaciones a las que fue sometida, la mujer regresó a la casa familiar y consiguió una orden judicial de alejamiento respecto a su explotador, y como el acoso persistía, la madre de la joven avisó a la policía rumana,que pidió colaboración a la Policía Nacional.

Al agresor, que ha sido detenido, se le imputan los delitos de trata de seres humanos, prostitución coactiva, lesiones, agresión sexual, detención ilegal, amenazas y contra la integridad moral.

Además, a un segundo hombre que compartía piso con la pareja, y que todavía no ha sido detenido, se le investiga por un presunto delito de omisión del deber de perseguir delitos o promover su persecución.