+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

VISITA DE UNA LEYENDA

Michael Rother, el bucle que no cesa

El fundador de los grupos de culto Neu! y Harmonia recupera el jueves su repertorio clásico en Bikini

 

Michael Rother, en Barcelona, en el BAM del 2015. - FERRAN SENDRA

JUAN MANUEL FREIRE
19/10/2016

Nadie diría que Michael Rother tiene 66 años, ni por su aspecto en las fotos ni por el aspecto de su agenda. El que fuera miembro fundador de grupos míticos del rock experimental alemán como Neu!y Harmonia encadena giras, negocios y trabajo. "Acabo de volver de un montón de fechas por el Reino Unido", explica. "Estoy hablando con usted, pero ni siquiera he deshecho la maleta. ¡No me quejo! En un rato estaré con amigos en un baño termal". 

Descanso merecido antes de una nueva ristra de conciertos europeos y asiáticos, entre ellos el del día 20 en Bikini, como parte del ciclo 981Heritage Son Estrella Galicia. Los seguidores de Rother pueden esperar "una mezcla de material de Neu!, Harmonia y trabajo en solitario". Casi siempre, muestras dinámicas de su talento visionario: "Los cortes rápidos son los que mejor funcionan, así que me baso en ellos. La gente sonríe y baila. Eso me gusta. También es como más disfrutan mis aliados de grupo", es decir, el guitarrista Franz Bargmann y el batería Hans Lampe, quien participó en el tercer álbum de Neu!, 'Neu '75'.

BANDAS DE LEYENDA

Algunos proyectos no necesitan una larga discografía para dejar huella. Neu! solo publicaron oficialmente tres discos y un 'single', pero eso les bastó para convertirse en emblema del krautrock [el rock experimental alemán de los 70] y referente para varias generaciones de músicos alternativos, Stereolab en cabeza. Sus 'grooves' repetitivos pero nunca aburridos desatan hoy reacciones salvajes en el público. "Es curioso –dice Rother–: recuerdo cómo hace unas décadas, en nuestros conciertos, la gente estaba sentada y, como mucho, movía la cabeza suavemente. Ahora es muy distinto. Ves a más gente joven y se vuelven locos". 

La carrera de Rother despegó hace más de medio siglo con Spirits Of Sound, que contó como batería con Wolfgang Flür, futuro Kraftwerk. El propio Rother pasó por Kraftwerk en 1971 para una formación de trío que funcionó en el escenario pero no en el estudio: "La energía que nos arrastraba en el directo se enrarecía cuando queríamos grabar. Florian [Schneider] y Klaus [Dinger] no dejaban de pelear. Yo me llevaba mejor con Klaus, algo que Florian notaba". 

Los dos amigos formaron Neu!, un proyecto que ya desde el nombre ("nuevo") buscaba alejarse de las estructuras tradicionales y casi todo lo conocido. Su debut homónimo de 1972 solo vendió 30.000 copias y el segundo, 'Neu! 2', recibió palos por basar su segunda cara en versiones machacadas o a distinta velocidad de temas de la primera; es decir, remezclas pioneras. Hoy en día, uno y otro son clásicos. Quentin Tarantino usó la extraña 'Super 16' de 'Neu! 2' para 'Kill Bill. Volumen 1'. 

Neu! no es el único logro de Rother: con sus amigos Hans-Joachim Roedelius y Dieter Moebius formó Harmonia, otro grupo de corta pero influyente existencia. Su carrera en solitario (nueve discos hasta hoy, "seguramente ya no más", avisa) es reivindicable. Y por poco no toca con Bowie en el clásico álbum 'Heroes'. Rother tiene una teoría: "Alguien quiso que dejara de experimentar. Le dijo que yo había cambiado de opinión, que no quería trabajar con él. No era así. Una secretaria me llamó para decirme: 'Ya no le necesitamos en Berlín'. Sea como sea, Bowie grabó un gran disco".