+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

EL TESTIMONIO DE UN POLICÍA NACIONAL DE ALMENDRALEJO

El miedo en nuestros héroes

El agente Raúl Machío rompe su silencio con una carta abierta en redes sociales sobre la actual situación por el coronavirus

 

Raúl Machío. - EL PERIÓDICO

Rodrigo Morán
31/03/2020

Junto a los sanitarios, los cuerpos de seguridad se han convertido en los otros héroes de la población a día de hoy. Entre ellos, los policías, que tratan de concienciar a los ciudadanos de cumplir las normas y hacerles ver que esto no es un juego, sino una cruda y cruel realidad. Con esa idea de concienciar a los que todavía no se han tomado en serio esto de la cuarentena, el agente de Policía Nacional, Raúl Machío, ha compartido una reflexión profunda en sus redes sociales.

“Amo mi trabajo. Lo amo tanto que, incluso, llegué a instalar una academia para ayudar a los demás a conseguir su sueño de ser policía. Además de policía, soy enfermero, aunque ejercí durante muy poco tiempo. Si por mi fuera, en estos días, terminaría mi turno de policía para irme al hospital. Nunca he sentido tanto miedo cuando he salido a la calle con mi uniforme de policía como ahora. Y de eso hace ya 14 años. Me aterroriza llegar a casa con el ‘bicho’ encima. Y no por mí, sino por los que me esperan en casa, que están indefensos cumpliendo el confinamiento. Llego a casa, me desnudo al completo en el patio y, antes de entrar, vuelvo a sentir ese miedo cuando mis familiares se acercan. Nunca he sentido la impotencia que siento ahora cuando veo a compañeros y amigos caer en esta mierda con la que no sabemos luchar. He llorado muchas veces en mi vida al enfrentarme a situaciones difíciles, pero creo que, hoy por hoy, puede que ésta sea de las peores. No obstante, tengo muy claro que esto no podrá conmigo ni con mis compañeros. Las pesadillas, el estrés continuo, la sensación de impotencia… todo eso pasará. Y al bicho, lo superaremos. Lo que espero que nunca pase y se quede para siempre es el aprendizaje que toda la sociedad debe llevarse de esto”, concluye Raúl.

Policía Nacional desde el año 2007, ha cursado Enfermería y Criminología. Estuvo tres años en Ávila dando clases de técnicas asistenciales de urgencia y tiene una academia de formación de policías. Dice que escribe esta reflexión “porque hay muchas personas que siguen incumpliendo el confinamiento y parece que esto no va con ellos. Y les digo, desde aquí, que esto es más grave de lo que se piensan”. Tomen nota.