+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los músicos extremeños no pierden el compás

 

Juan José Ventura
04/04/2020

En sus particulares ‘cuarteles de invierno’, los músicos extremeños se devanan los sesos para no perder el compás durante el obligado confinamiento de la población. Aprender nuevas técnicas, escuchar otras músicas o poner en marcha aulas virtuales son algunas de sus recomendaciones. También reivindican un sistema fiscal específico para su actividad profesional.

Lorenzo González es cantante-compositor y profesor de canto en la Escuela de Artes Escénicas Maltravieso y Solo Música en Don Benito. Además, trabaja codo con codo con Robe Iniesta (‘Extremoduro’) y con el grupo ‘Bulo’. Su primera recomendación para los profesionales es clara: «Tenemos que disfrutar de la familia ahora más que nunca. Los músicos nos llevamos mucho trabajo a casa y muchas veces estamos fuera. Después hay que leer y estudiar todo lo que tenemos pendiente». Su instrumento principal es la voz y él recomienda a todos los vocalistas que dediquen todos los días al menos 15 minutos al entrenamiento vocal con ejercicios de respiración.

Antonio Amores ‘Woody’ es guitarra de ‘Sínkope’ y ha sido director musical de artistas de la talla de Hilario Camacho. Recomienda sobre todo aprovechar el tiempo y tener una rutina de ensayos diaria. Al igual que muchos de sus compañeros, anima a ponerse a estudiar y explorar nuevas áreas que hasta ahora había aparcado por falta de tiempo. «Dependiendo de si esto se alarga o no, habrá que inventarse alguna cosa nueva. Internet sigue ahí para explorar nuevas formas, ya hay mucha oferta de clases por videoconferencia. Con ‘Sínkope’ hemos sacado un disco que no hemos podido promocionar. Lo que temo es que haya una gran concentración de festivales una vez que pase la cuarentena».

Escuela de combos

La Escuela de Combos y Didáctica Musical Moi Martín es un ejemplo de compromiso y actividad en tiempos de confinamiento. Su director, Moi Martín, es todo un clásico en el mundo de la música regional y desde hace tres años da clases a ocho combos (45 alumnos) en sus instalaciones de Casar de Cáceres, donde cuenta con un estudio de grabación. «Yo recomendaría a los músicos que en estos momentos aprovecharan el tiempo para seguir creciendo musicalmente, alimentando el alma con la música y escuchando esos discos que nunca hemos tenido tiempo de escuchar. Ahora hay una gran oferta de vídeos didácticos. Además de tocar nuestro instrumento, podemos educar el oído, aprender armonía funcional o teoría musical. Yo a algunos de mis alumnos les sigo dando consejos a través de videos por combos y luego individuales».

Manuel Cobos es un cantautor placentino con amplia discografía y más de 25 años sobre los escenarios. Ahora trabaja en Denia (Alicante) donde desarrolla su actividad profesional con un espectáculo de versiones denominado ‘El Legendario Doctor Ron’. Su mujer, Belén, espera muy pronto dar a luz a su primera hija. Habitualmente trabajaba en hoteles, restaurantes y fiestas privadas. «Hasta diciembre hemos trabajado muy bien, pero entre las elecciones, el Brexit, que ha afectado mucho a Alicante, el temporal, enero y febrero han sido meses muy malos. Pensaba que en marzo venía la alegría. Ahora estamos ante un panorama muy feo. Creo que hay que repensar todo el tema fiscal y de Seguridad Social y buscar una fórmula para que los músicos demos ‘peonadas’ como los jornaleros y tengamos derecho a un paro en función de las horas y días trabajados», dice.

Pedro Monty es otro ejemplo de reconversión. Maestro de educación musical y pianista, el pasado lunes puso en marcha un aula virtual denominada ‘Pianotie’, con tres vertientes: la enseñanza musical, las artes y la solidaridad. Natural de Montijo y pianista habitual de Pilar Boyero, entre otros artistas, Monty quiere atender así a sus alumnos del CEIP Las Vaguadas, de Badajoz, y a los usuarios de Aexpainba. «El único compromiso que tengo con los padres es que lo vean. Nada más. Quiero hacerlo atractivo para todos», explica.

En cuanto a recomendaciones para los músicos, el presidente de Músicos sin Fronteras en Extremadura asegura que «lo principal es escuchar mucho y tocar, mantenerse activos. Hay muchas iniciativas como dar pequeños conciertos en los balcones o por internet. Yo acompaño a Pilar Boyero en sus conciertos-espectáculo por las residencias de mayores de Extremadura y ahora estamos muy apenados. Es una generación que lo ha dado todo para que disfrutemos de lo que tenemos», concluye.