+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

LAS CUENTAS DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL

Cada obispo español cobra al mes unos 1.250 euros para gastos personales

En el caso de los sacerdotes la cifra está sobre los 800 euros

 

Cada obispo español cobra al mes unos 1.250 euros para gastos personales - ALBERT BERTRAN

EL PERIÓDICO / MADRID
09/06/2016

La Conferencia Episcopal Española (CEE) destina al pago de las nóminas de los obispos 2.155.873 euros al año, por lo que cada uno de los entorno a 80 obispos que hay en España cobran mensualmente 1.250 euros al mes para sus gastos personales. Al no llegar al mínimo, la CEE estima que muchos de ellos no harán la declaración de la renta.

Este es uno de los datos que se desprenden de la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia católica de 2014, que pone de manifiesto que el 80% de los más de 250 millones que la Iglesia recibió ese año de los 7,3 millones de contribuyentes que marcaron la casilla de la Iglesia se destina al mantenimiento de las diócesis(200 millones de euros).


EXENTOS DE DECLARACIÓN

"Son 1.250 euros para sus gastos personales como hacer la compra. Se les aplican las retenciones correspondientes, aunque no harán la declaración si no llegan al límite. También me consta que muchos emplean parte del sueldo a hacer obras de caridad, pero también para ir al cine o comprarse unos zapatos", ha precisado el vicesecretario de Asuntos Económicos de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal,durante la presentación de la Memoria de Actividades de la Iglesia Católica en España.

Esa cantidad, para gastos personales, "lleva congelada varios años" y, en el caso de los sacerdotes son las diócesis quienes marcan el sueldo de los sacerdotes, que está en torno a los 800 euros mensuales.

Las siguientes partidas más relevantes son la Seguridad Social del Clero (16 millones), la aportación a las Cáritas diocesanas (6 millones), los centros de formación de la Iglesia (6 millones), la campaña de financiación de la Iglesia (4,6 millones) y la ayuda a proyectos de rehabilitación y construcción de templos (4,5 millones).

Con la presentación de esta memoria, la Iglesia quiere "dar cuenta a la sociedad de lo que ha recibido" y también de lo que ha aportado. En este sentido, Barriocanal ha subrayado que el 23% del dinero que reciben las diócesis forma parte de la asignación tributaria, mientras que el 37% procede de las aportaciones directas de los fieles.