+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Oliver Stone identifica Pokémon Go con el "capitalismo del espionaje"

El director lamenta en la Comic-Con de San Diago que ningún estudio de EEUU apostase por 'Snowden' y dice que aplicciones como esta conducen al "totalitarismo"

 

El director de cine Oliver Stone - Chris Pizzello/Invision/AP

EL PERIÓDICO
23/07/2016

El director de cine Oliver Stone, que ha presentado en la Comic-Con de San Diego el tráiler de su película dedicada a Edward Snowden, no dejó Pikachu con cabeza cuando fue preguntado por la aplicación Pokémon Go. Según Stone, aplicaciones como esta, que absorben la información contenida en los dispositivos de sus usuarios, suponen un "nuevo nivel de invasión" en las vidas privadas que puede conducir a un nuevo "totalitarismo".

Según Stone, a este paso nos dirigimos a una "sociedad robot". "Los beneficios son enormes aquí para gente como Google. Han invertido una enorme cantidad de dinero en el drenaje de datos de los usuarios: qué estás comprando, qué te gusta, cuál es tu comportamiento", ha dicho Stone. "Es lo que alguna gente llama capitalismo del espionaje", ha añadido el director, recordando a todos los presentes que en ese mismo momento las compañías de comunicaciones estaban extrayendo datos de todos sus móviles. Para Snowden, la mezcla de realidad y virtualidad de juegos como Pokémon Go es "una nueva forma de sociedad robot, eso que se llama totalitarismo".

'SNOWDEN'

Oliver Stone ha lamentado en San Diego que, a pesar de contar con un buen guion, un buen reparto y un buen presupuesto, ninguno de los estudios de Hollywood hayan querido participar en su película dedicada a Edward Snowden, el miembro de la CIA que filtró información clasificada sobre los programas secretos de intervención de datos emprendidos por la Agencia Nacional de Seguridad de EEUU. La película, que se estrenará el próximo 16 de septiembre, ha contado con financiación mayoritariamente francesa y alemana.

A pesar de sus convicciones políticas, Oliver Stone ha confesado que inicialmente fue reticente a filmar la historia de Edward Snowden, pero que finalmente se decidió por la impresión que le supuso la historia personal que había detrás.