Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ANÉCDOTA PAPAL

El Papa bromea con una monja: "Te doy un beso, pero tú no me muerdes"

El entusiasmo de una monja provocó que Francisco se acercara a abrazarla durante la audiencia a los fieles

EFE
08/01/2020

 

El papa Francisco bromeó este miércoles con una monja visiblemente entusiasta de la presencia del pontífice y le dijo que le daba un beso, pero solo si no le mordía.

En el pasillo central del aula Pablo VI donde se celebró la audiencia general, mientras saludaba como es habitual a los fieles, Francisco se detuvo ante unas monjas y al ver a una de ellas muy agitada que gritaba: "Viva el Papa" le dijo sonriendo: "Tú muerdes".

Y después afirmó que le daría un beso si estaba tranquila y solo si no le mordía. "Te doy un beso, pero tú no me muerdes", dijo Francisco y ante la respuesta positiva de la monja se acercó a abrazarla.

El Papa advierte a la monja de que no le muerda antes de besarla.

El manotazo a una mujer

Un episodio que se produce después de que el pasado 31 de diciembre, Francisco reaccionó enfadado y dio un manotazo a una mujer que le agarró bruscamente de la mano y le empujó hacia ella, mientras saludaba a los fieles en su visita a la plaza de San Pedro tras oficiar la última misa del año.

La mujer, de rasgos asiáticos, se encontraba junto al resto de fieles tras las barreras de seguridad de la plaza y cuando el Papa pasó frente a ella, le agarró de la mano y le atrajó repentinamente hacia ella.

Francisco trató inmediatamente de zafarse de la mujer y, tras lograrlo, le golpeó la mano en señal de reprimenda, visiblemente irritado, mientras sus agentes de seguridad se acercaba en su ayuda, aunque no tuvieron que intervenir.

El Papa pidió perdón

Al día siguiente, el pontífice argentino pidió públicamente perdón por ese gesto. "Muchas veces perdemos la paciencia, también yo. Pido perdón por el mal ejemplo de ayer", dijo tras el rezo del Ángelus.

Las noticias más...