+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

CRISIS DEL CORONAVIRUS

El personal de los hospitales cacereños pide más protección

 

Una imagen del nuevo hospital de Cáceres. - FRANCIS VILLEGAS

Lola Luceño Barrantes
24/03/2020

Quienes están en primera fila lidiando contra el Covid-19 no van a dejar de hacerlo, pero piden encarecidamente que les doten de más material para poder trabajar con mayor seguridad. Personal del Hospital Universitario de Cáceres, del Hospital San Pedro de Alcántara y de la Residencia Asistida, donde ayer se confirmó la primera muerte de una anciana a causa de esta afección, se pusieron ayer en contacto con EL PERIÓDICO para reclamar más medios.

Los celadores del Hospital Universitario aseguran que se sienten desprotegidos, especialmente en Urgencias. Hasta allí llegan ciudadanos con síntomas del covid-19 a los que se les realiza la prueba, y si existen sospechas, se les recluye en dos boxes aislados hasta que se confirma y son derivados al San Pedro. «Somos los primeros que los recibimos, y estamos en Urgencias sin Equipos de Protección Individual (EPIS) ni gafas, cuando sí los tienen los enfermeros y las ambulancias», explica uno de ellos. Añaden que se ven obligados «a una lucha continua con los superiores por conseguir mascarillas, y no podemos estar siempre en tensión en plena situación límite», critican, recordando además que tienen familias.

También llegan quejas del San Pedro. Personal que se encuentra contagiado no comprende por qué se tardó tanto en utilizar las mascarillas, «y por qué durante mucho tiempo se evitó su uso. Ahora tenemos compañeros bastante afectados, y seguimos con pocos medios», sostienen.
Asimismo, desde la residencia asistida hacen un llamamiento. Se trata de un gran centro de mayores con 300 plazas donde los trabajadores llevan tiempo reclamando mascarillas, pero no se las han proporcionado hasta el pasado fin de semana (una por persona). Ayer se conoció la primera muerte y los empleados seguían solo con mascarillas, guantes, lejía y bolsas de basura para protegerse el cuerpo «y proteger a los abuelos».

Respuesta del SES

El Servicio Extremeño de Salud reconoció ayer que el número de EPIS «está muy justo en todo el país», pero matizó que su uso se ha protocolarizado, es decir, «se establece claramente quién debe ponérselo para que sean lo más eficaces posible». No obstante, avanzó que está a la espera de que lleguen recursos, «los pedimos continuamente». «Con las mascarillas vamos a estar bien cubiertos», indicó. También aclaró que el 15% del material de seguridad se deriva del SES al Sepad para que lo reparta entre los centros asistenciales, entre ellos las residencias.