Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Men� Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

En YouTube

El vídeo machista que pide perdón a los "hombres buenos"

Su autora, María Durán, ataca a las feministas y asegura que los hombres no son el enemigo. "Qué desgracia tener un entorno que te haga creer que los hombres son malos y que quieren imponer bobadas del patriarcado"

MARÍA ARAGÓN
25/02/2019

 

En mitad de la cuarta ola del feminismo arrecia la actitud retrógrada o el machismo. La reacción a las reivindicaciones de las mujeres en búsqueda de la igualdad es rápida y directa, y así lo manifiestan públicamente algunos de sus protagonistas. 

La última, María Durán, quien protagoniza un polémico vídeo machista en el que acusa a las mujeres de inventarse delitos para cobrar subvenciones o asegura que prefiere que le salve la vida un hombre porque tienen más fuerza. 

En un vídeo en YouTube, narra una carta a los "hombres buenos", a los que pide perdón por la situación a la que han llegado "por culpa de algunas locas". Durán asegura ser una de la "mayoría de mujeres" que va a estar al lado de estos hombres que—dice—han perdido su presunción de inocencia. "Es absurdo que cualquiera movida por el deseo de una ayuda o de conseguir una ayuda os pueda destrozar impunemente".  

Según datos de la Fiscalía del Estado, solo un 0,01% de las denuncias por violencia machista son falsas. 

La narración busca despertar instintos básicos, alentar a dividir entre "unas pocas mujeres" y el resto, situando al hombre como el enemigo de éstas. "Os pido que no os rindáis. Que les demostremos que sois nuestra otra mitad", y apela a la sensibilidad con casos de gran morbo mediático. "Que la mayoría no sois El Chicle, sino los que le pararon cuando asaltó a otra víctima. Me seguiré horrorizando cuando un hombre cometa un delito asqueroso, y pediré que se muera en la cárcel como lo haríamos con una mujer". 

Hace referencia así a comerciales, como el de Gillette, que apela a una nueva masculinidad no tóxica. Lo que ella llama "ser unos petardos". Y recuerda que los hombres mueren más en homicidios, pero también salvando la vida de los demás. "Yo no tengo fortaleza física para hacer y hago bien en reconocerlo. Sé que si algún día tiene que rescatarme probablemente tendrá que ser un hombre", dice sobre la ausencia de mujeres en trabajos como bomberos, policías o mineros. 

Por último, afirma que en su entorno todas las mujeres han hecho lo que querían y todos los hombres eran estupendos. "Qué desgracia tener un entorno que te haga creer que los hombres son malos y que quieren imponer bobadas del patriarcado. No escuchéis a esas pocas que gritan que nos estáis matando, la mayoría no estamos con ellas", concluye, mientras pide seguir abriendo puertas, cogiendo carritos de bebés e invitando a cenas. O diciendo a las mujeres que están más delgadas. "La mayoría siempre lo recibiremos bien. Os valoramos y necesitamos". 

Las noticias más...