+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

triángulo amoroso en netflix

Diana Gómez: "La gran historia de amor de 'Valeria' son las amigas"

"Quise apartarme del movimiento fan de los libros porque, si no, habría sido una presión añadida", confiesa la protagonista de la serie

 

Maxi Iglesias, Diana Gómez e Ibrahim Al Shami, en ’Valeria’. - NETFLIX

MARISA DE DIOS
23/05/2020

Diana Gómez ('Sé quién eres', 'El crack'), Ibrahim Al Shami ('El secreto de Puente Viejo') y Maxi Iglesias ('Velvet', 'Física o Química') son el triángulo amoroso de 'Valeria', la serie de Netflix inspirada en los libros de Elísabet Benavent, convertidos en unos 'best-sellers'. Mientras que la actriz catalana confiesa que pasó por alguna experiencia muy parecida a su personaje, sus compañeros profundizan en la aportación de los papeles masculinos a la trama. 

-¿Había mucha responsabilidad por dar vida a la protagonista de un libro con tanto éxito?  

-Diana Gómez: Cuando hice el 'casting', no conocía la saga, pero cuando me cogieron vi, la dimensión de todo lo que conllevaba 'Valeria'. Quise apartarme del movimiento fan porque, si no, habría sido una presión añadida. Luego sí que me leí la novela para ver si íbamos por el buen camino.

-¿Le pidió consejo a Elísabet Benavent para dar vida a Valeria?

-Diana Gómez: Sabía que ella participaba en el proceso creativo, había visto nuestros 'castings' y estaba contenta, así que eso me tranquilizó mucho. Se ha desprendido de una forma muy bonita de los personajes, obviamente sabiendo lo que estábamos haciendo, pero dándonos un poco de espacio y libertad para aportar lo que nosotros creíamos. Luego hablé con ella justo antes de empezar a rodar y la vi muy emocionada.

-Valeria está en un momento de crisis personal y profesional, pero también en un punto para tomar decisiones importantes. 

-Diana Gómez: Te imaginas que cuando llegues a los 30 tendrás una estabilidad, pero luego los cumples y no es así. Así que estás en un momento de tu vida en el que parece que debes tomar decisiones, porque no tienes una estabilidad económica. Valeria sigue deseando ser escritora y ahora tiene una gran oportunidad para conseguirlo, pero se siente bloqueada. Hay gente de su entorno que le dice que tal vez debería plantearse otra opción, porque no puede vivir siempre al día.

-Para complicarlo todo, aparece Víctor.

-Diana Gómez: Y le hace plantearse si tiene la relación que quiere con su marido, con el que se casó muy joven. Está llegando a una madurez y no sé si por las circunstancias o por la edad, es el momento de ver lo que quiere y cómo lo quiere. Yo me siento identificada con Valeria porque lo he vivido.

-¿En qué sentido? 

-Diana Gómez: Hace un par de años me llegaron muchas pruebas y en todas me dijeron que no. Entonces tienes que plantearte hacer otros trabajos, pero ¿cuáles?, porque yo no tenía experiencia en otros sectores. Aparte, te planteas coger trabajos que te permitan hacer 'castings' y combinarlo con la interpretación, pero no es fácil.

-¿El personaje que interpreta Maxi Iglesias, Víctor, era el revulsivo que necesitaba Valeria en este momento? Porque la descoloca tanto que hace tambalear su matrimonio.

-Maxi Iglesias: Víctor tenía que ser un revulsivo tanto por el guion como por los libros. Yo me había leído la novela, pero me dijeron que no hiciese ni caso, porque la serie se tomaba muchas licencias.

-Al principio, da la sensación de que Víctor es un seductor y la audiencia no sabe si detrás hay un interés real por Valeria.  

-Maxi Iglesias: Yo he intentado luchar por que hubiera un interés real y no caer únicamente en una atracción física. Y no solo por Víctor, sino también por Valeria, porque entonces solo tienes una motivación sexual y no ese empuje por escribir mejor o sentirte como tú quieres.

-Diana Gómez: Además, Valeria cuando conoce a Víctor está muy bloqueada y no sé si vería a alguien solo en el plano sexual. Por eso Víctor tiene que ser, y es, muchas cosas más. No solo es un chico guapo, sino alguien que la estimula, inteligente y muy seguro de sí mismo.

-El gran afectado por la aparición de Víctor es Adrián, el marido de Valeria, aunque su relación ya estaba deteriorada por la rutina. 

-Ibrahim Al Shami: Adrián es un chico muy convencional y le preocupa su estabilidad económica. Tal vez si él y Valeria se hubieran conocido con la edad que tienen ahora, unos 30, y no a los veintipocos la cosa hubiera sido diferente. No culpo tanto a la rutina, sino a la falta de comunicación entre ellos. 

-¿No cree que también juega en su contra que esté más centrado en lograr una estabilidad económica que en apoyar el sueño de su mujer de convertirse en escritora? 

-Diana Gómez: ¡Claro! Para Valeria es muy importante lograr su sueño y se va dando cuenta de que necesita a su lado a gente que la apoye en ser escritora y le dé empuje cuando le haga falta. Sobre todo, porque está en un momento de bloqueo y de falta de confianza y necesita aún más que la gente de su entorno le diga: sí que puedes. Eso es algo que encuentra en sus amigas y en Víctor, pero no en Adrián, lo que es un punto de conflicto.

-La relación con Víctor y Adrián centra gran parte de la historia de Valeria, ¿pero no creen que la gran historia de amor de esta serie es la de las amigas? 

-Diana Gómez: Totalmente. El gran amor de esta serie son las amigas, ellas cuatro. Todo lo que le pasa a una influye y puede inspirar a las otras.

-Maxi Iglesias: Si nos limitáramos solo a Valeria hablando de Adrián o Víctor sería muy monótono. Y lo bueno de esta serie y de los libros de Elísabet [Benavent] es que cada personaje tiene unas circunstancias y unas vivencias y es muy bonito ver cómo las ponen en común. Hoy en día es muy complicado mantener amistades desde hace muchos años y lo bonito de las amigas de Valeria es que, a pesar de que cada una sea muy diferente de las otras, hay algo que las mantiene unidas y hace que el grupo sea muy potente. A mí me recuerdan a mi grupo de amigas del colegio de toda la vida.