+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

ESTRENO EN SYFY

Katja Herbers: "Soy tan escéptica como Scully"

 

Katja Herbers, en ’Evil’. - CBS ENTERTAINMENT

JUAN MANUEL FREIRE
13/01/2020

Tras encarnar a la hija del Hombre de Negro en 'Westworld', la actriz holandesa protagoniza 'Evil', la última e inquietante creación de Robert y Michelle King, responsables de 'The good wife'. En esta especie de 'Expediente X' sobre posesiones demoníacas, Herbers es la parte escéptica, la Scully, frente al creyente encarnado por Mike Colter, el Mulder de la función. Estreno hoy en SYFY (22.00 h.) con doble episodio.

-Su personaje en 'Evil', la psicóloga forense Kristen Bouchard, ayuda a la iglesia a discernir entre posesiones y simple locura o engaño. El sacerdote encarnado por Mike Colter le dice en cierto momento: "Necesito su escepticismo". ¿También es escéptica en la realidad?

-De los dos personajes, desde luego, me siento más cercano al mío. A menudo siento que Kristen reacciona como lo haría yo misma, así que el trabajo puede ser fácil.  

-¿Siempre apoyaba a Scully cuando veía 'Expediente X'?

-He de confesar algo… ¡Nunca he visto 'Expediente X'! No completa, ni de forma regular. Me parece que solo he visto dos episodios, en realidad. Pero sé cómo es Scully y puedo imaginarme poniéndome de su parte todo el tiempo. Soy tan escéptica como podía serlo ella.

-¿Cómo le vendieron Robert y Michelle King este proyecto?

-Aunque cueste creerlo, nunca hicieron referencia a 'Expediente X' ni a otras series. Simplemente, me enviaron el guion y enseguida entendí que debía decir que sí. Habían conseguido algo que era, a la vez, profundamente aterrador y realmente divertido. 

-Entonces, ¿tampoco mencionaron 'Mindhunter'? En cierto modo, 'Evil' es como una versión más pulp de aquella.

-¡Tampoco he visto 'Mindhunter'! Si le soy sincera, no me siento especialmente atraída por las series sobre asesinos o monstruos. Cuando me siento delante de la televisión, suelo decantarme por las comedias. Pero también me gustan los buenos dramas. Si me mudé a Estados Unidos, fue por su tradición de grandes series dramáticas; por clásicos como 'Los Soprano' y 'El Ala Oeste de la Casa Blanca'.

-¿Qué le parecía lo más aterrador de la serie? ¿Algo tocó una fibra personal?

-Todo lo que tiene que ver con la maternidad. En el primer episodio, el personaje de Michael Emerson [el inolvidable Benjamin Linus de 'Perdidos'] amenaza con matar a mis hijas. Ha robado mis notas de terapia y me recuerda que en cierta ocasión dije en voz alta: "Si pudiera olvidarme de mis hijas…". En realidad, cualquier padre ha dicho algo parecido alguna vez, pero eso no significa que queramos que se haga realidad. La idea me aterró: perder a tus hijos por algo que has dicho.

-¿Y Emerson impone tanto como parece? 

-No en la vida real. Hay un contraste extremo entre su imagen y la realidad. Es el tipo más majo, educado y amable del mundo. Todo el reparto es extremadamente amable. Hemos tenido, además, a estrellas invitadas muy interesantes, como Kurt Fuller o Renee Elise Goldsberry [del musical 'Hamilton' y 'The good wife']. 

-Los episodios de 'Evil' se pueden disfrutar de forma aislada, pero parece todavía más recomendable no perderse ninguno. ¿Qué opina usted?

-No es un procedimental al uso. Es posible que una historia no se cierre limpiamente al final del episodio. Y la gente se queja sobre ello en las redes: "Hey, no habéis acabado esa historia, ¿de qué va esto?" (risas). Pero es que quizás sea algo que vuelve más adelante. Igual en el octavo capítulo se resuelve algo del cuarto.

-Estudió psicología en la universidad. ¿Ha usado en esta serie las lecciones aprendidas?

-La verdad es que sí ayudó un poco, pero aquellos estudios, en realidad, nunca han dejado de ayudarme. Todos los actores están más o menos interesados en la psicología.

-Casi todas las series que ha hecho en Estados Unidos pertenecen al género fantástico. Pero ha sido casual, no voluntario, ¿verdad?  

-Ni siquiera me había parado a pensarlo. Todos los actores queremos hacer todos los papeles, cualquier clase de papel. En Holanda, yo hacía sobre todo comedia, pero fue llegar a Estados Unidos y empezar a recibir tan solo propuestas de papeles intensos, curiosamente.