Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PROMOCIÓN ORIGINAL

Netflix analiza el 'bullying' en España

La plataforma lanza un insólito espot de su serie 'Por 13 razones' con escolares reales que hablan del acoso

MANUEL DE LUNA
13/04/2018

 

En su línea de idear promociones originales, sorprendentes y -también- controvertidas para atraer la atención, la plataforma de televisión Netflix ha vuelto a demostrar su capacidad de impactar con un vídeo sobre el 'bullying' en España, protagonizado por alumnos reales de un colegio, y que ha colgado en su cuenta de Twitter.

Este espot promocional, protagonizado por adolescentes de ambos sexos de un colegio que no se especifica (pero se observa que los alumnos van con uniforme), es en definitiva un espot de presentación de la segunda temporada de su exitosa y polémica serie 'Por 13 razones' (sobre una joven que se suicida por 'bullying'). Pero el vídeo va más allá que el simple reclamo publicitario, al ser -en principio- un auténtico experimento de campo en el que los jóvenes analizan qué es y cómo afrontan la lacra del acoso escolar.

Esta producción promocional, que se presenta como "un experimento social" con protagonistas reales, se estructura a través de tres situaciones que se les plantea a una veintena de alumnos reunidos en un aula. La primera tarea que deben realizar estos adolescentes (que se presentaron "voluntariamente" al experimento) es escribir en la pizarra los insultos que oyen a diario. "Moro de mierda", "Puto", "Zorra"..., son algunos de las lindezas que llenan todo el encerado.

Tras escribirlas, se les pide que, todo aquel que haya sido víctima de estas ofensas, se coloque ante la pizarra y expliquen qué sienten cuando se las dicen.

La segunda tarea que se les plantea es cambiar los insultos que aparecen en la pizarra por tres cualidad que admiran de sus compañeros, y a cuántos se las han dicho directamente. El resultado es que el número de jóvenes que han recibido insultos  es muy superior a los que han sido alabados públicamente por sus compañeros. A continuación, se les pide que reflexionen sobre este hecho. "Es deprimente...", dice uno. "Da miedo lo que otra persona piensa de ti...", apunta otro.

La tercer y última tarea que se plantea a los alumnos en este espot es que, aquel que tenga valor, diga a quién van dirigidos los elogios que han escrito en la pizarra. Aquí la mayoría levanta la mano. "Nadie me dice cosas positivas", afirma rotundo un chaval. "Que no las digan no significa que no las tengas", le replica una compañera.

La producción finaliza con una frase escrita ("Nadie sabe con certeza cuánto impacto puede causar en la vida de los demás"), y se cierra con lo que es, en definitiva, la razón de ser de este 'experimento', 'Por 13 razones', título de la serie que se promciona.