+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

tercera temporada

'Skam': una serie para jóvenes que deberían ver los padres

Nora y Viri son las protagonistas de los nuevos capítulos de la ficción de Movistar+

 

Las protagonistas de ’Skam España’. - MOVISTAR+

MARISA DE DIOS
09/01/2020

'Skam' es una palabra noruega que significa vergüenza. Es algo que aprendieron hace poco más de un año muchos jóvenes españoles gracias a una serie de Movistar+ titulada así que versionaba una ficción noruega y que mostraba el día a día de cinco chicas que estudiaban en el mismo instituto. Este viernes 10 de enero, la plataforma de Telefónica estrena (en la web skamespana.movistarplus.es y en su canal de Youtube) el primero de los vídeos de la tercera temporada de 'Skam España' siguiendo el mismo espíritu que ha caracterizado sus anteriores entregas: la naturalidad y el realismo.

Porque 'Skam España' es una serie bastante diferente al resto. Está interpretada por jóvenes actores casi noveles que tienen prácticamente la misma edad que sus personajes, cada temporada cambia de protagonista y no está pensada para ver solamente en televisión. Aparte de que a lo largo de la semana, y sin previo aviso, se publican escenas de la serie que se supone que coinciden con el momento real en el que se desarrolla la historia y que luego pueden verse cada domingo (desde este 12 de enero) en el servicio bajo demanda de Movistar+ y Movistar+ Lite, la trama se completa con las conversaciones de Whatsapp de los personajes y las imágenes de Instagram compartidas en sus redes sociales.

"Esta experiencia de expansión a otros canales hace que personajes que no son protagonistas puedan también contar cosas", afirma Rafa Taboada, productor ejecutivo, sobre una ficción que aborda temas que afectan a los jóvenes, como el 'bullying', el descubrimiento de la sexualidad y la presión para decidir sobre el futuro, pero que precisamente por el realismo que desprende puede ser tan interesante también para los padres. 

"Para hacer la serie trabajamos con un grupo de psicólogos que hicieron cientos de entrevistas a chicos para preguntarles cosas de su día a día, del sexo, de sus miedos...", enumera Begoña Álvarez, su directora. Las actrices también ponen su granito de arena para darle verosimilitud, no solo con sus interpretaciones, sino también incorporando su propia jerga a los diálogos. "El guion no está decidido hasta que hacemos la escena y, si se te escapa un ¡qué fuerte! puede entrar", explica Nicole Wallace, que encarna a Nora, que será la protagonista de esta temporada.

La joven actriz hispano-estadounidense adelanta que en los nuevos capítulos se verá la otra cara Nora, que se ha caracterizado siempre por su templanza. "También tiene problemas y dudas, está creciendo, porque ser así de perfecta al final cuesta", avanza. "Hablaremos de feminismo, sororidad y empoderamiento personal", añaden Irene Ferreiro y Alba Planas, que interpretan a Cris y Eva, las protagonistas de las dos anteriores entregas.

Otra de las novedades de la temporada será que tendrá por primera vez a una coprotagonista, Viri, "que siempre ha disimulado sus problemas y ahora va a aprender a gestionarlos de forma más sana", subraya Celia Monedero, la actriz que la interpreta. Su historia no se podrá ver también en el canal de Youtube de Movistar+, como la de Nora, sino exclusivamente los domingos en el servicio bajo demanda de la plataforma y en Movistar+ Lite.

LOS HIJOS DE LA CRISIS

"Viri representa a esos chicos hijos de la crisis. Sentíamos la necesidad de mostrar qué ocurre cuando eres adolescente, vives en la época de Instagram en la que tienes que aparentar que todo va genial pero no es así, porque la crisis económica en la que estás creciendo te está obligando a madurar cuando lo que tendrías que estar haciendo es disfrutar", comenta la directora.

Como en la anterior entrega, la tercera temporada seguirá bebiendo del original noruego, pero añadiendo cosecha propia. "Siempre nos gusta darle una vuelta de tuerca e introducir nuevos elementos para que los fans no sepan por dónde va a ir la historia", adelanta la directora. Una forma de acercarse también a la vida real, en la que nunca sabremos qué nos deparará el futuro.