Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

FAUNA URBANA (VII)

Ratas

Federico José Marín Rodríguez (*)Federico José Marín Rodríguez (*)
29/07/2010

 
ESPECIE: Rata común. ( Rattus norvegicus)
Alimentación: Omnívora
Medidas: Cuerpo: 16,50-23 cm. Cola: 25 cm.
Peso: 200 gramos
Color: Muy variado, desde gris oscuro a pardas claras

Si el capítulo tercero trató de la salamanquesa común, especie desgraciadamente mal mirada por bastantes ciudadanos, en este presento a la segura más odiada y mal vista de todas, pero muy presentes aunque muy ocultas y habituales de nuestros pueblos y ciudades. Que de decir de la "rata común.". Hablamos de una especie mamífera originaria de Asia y se calcula que llegó a nuestro país en el siglo XVIII.

En este conocido roedor lo más destacado es su gran adaptabilidad, lo cual ha hecho desplazar por su gran competencia a nuestra rata campestre (Rattus rattus.) Son también grandes nadadoras, ello explica donde en muchas ocasiones viven, y sobre todo su carácter omnívoro, y dentro de tal ventajosa faceta, su gran voracidad, comen al día hasta un tercio de su peso, incluyen y mucho basuras, desechos humanos y hasta son grandes necrófagas. Todas estas circunstancias alimenticias, ha hecho posible y en su conveniencia, que las mismas en muchos casos instalen sus moradas en nuestras casas, ello unido a que crían muchas veces al año, no tienen una estación única como casi la mayoría de animales, su periodo de gestación es solo de 20 a 24 días y sus crías van de 6 a 12 ejemplares, posibles de criar debido a sus numerosas glándulas mamarias.

Un fenómeno muy curioso y del cual se ha escrito mucho, también estudiado, pero nunca explicado, es el llamado fenómeno "Rey de las ratas", y es cuando se observa a un grupo de las mismas unidas por un nudo indisoluble de sus colas, lo cual hace que acaben muriendo. Se le tiene, es verdad un odio y sensación de asco, para mi totalmente irracional, todo referente a mentalmente con el ser humano. ¡Hay animales muy parecidos que son verdaderas mascotas.!

También y son muy reconocibles y descubiertos, que no dejan de ser un gran problema, basta por donde se mueven, no otro que nuestra actividad humana natural y muchas veces un poco menos natural, y las posibles consecuencias para nuestra salud y poder ser en muchas ocasiones un agente de transmisión de enfermedades muy preocupante. Ello ha pasado desde siempre, solo basta poner el ejemplo del antiguo pueblo egipcio, donde divinizaban a las especies que eran sus predadores, ahí tenemos el ejemplo de los cuervos, verdaderos dioses para ellos por tal faceta a parte de otras relacionadas con su inteligencia.

Pero también, ha sido, es y seguro será, un fiel aliado de la ciencia, como otros muchos roedores, a través de ella apareció una especie albina llamada hoy día "rata de laboratorio". ¿Quién tiene la valentía de criticarla en este aspecto.? Cuántas vidas humanas a través de experimentos, muchos impresionantes por un lado pero horrorosos por otro sobre las mismas, como seres vivos que son. Como se puede discutir que en base a ellas se han conseguido grandes éxitos en el tema de nuestra medicina y en todos los amplios aspectos de la misma.

También es muy importante y necesaria como pieza fundamental en la alimentación, e indirectamente como lo he comentado beneficiosa para los humanos, de muchos animales, llamados predadores, en especial, zorros, gatos monteses, cuervos en una gran proporción de su alimentación, muchas rapaces y sobre todo y especialmente las rapaces nocturnas a nivel desde el "Gran Duque", el búho real, hasta especies bastantes más pequeñas, como el extraño y oculto búho chico, el conocido cárabo, y que decir de otra de nuestras próximas protagonistas como especie urbana, la lechuza común.

(*) Naturalista