Según los datos facilitados por el INE

Aumenta la población de Don Benito y Villanueva con la fusión a la vista

Entre ambas poblaciones suman 63.112 habitantes, lo que supone un 0,8% más que en el 2020

Miguel Ángel Gallardo y José Luis Quintana, juntos a la entrada de la localidad de Don Benito.

Miguel Ángel Gallardo y José Luis Quintana, juntos a la entrada de la localidad de Don Benito. / EL PERIÓDICO

El próximo 20 de febrero los vecinos de las localidades de Don Benito y Villanueva de la Serena decidirán si son uno solo, es decir, si caminan juntos de aquí en adelante o si por el contrario deciden hacerlo por separado a partir de ahora. Será en una consulta popular a la que estarán llamados a las urnas unos 50.000 votantes. Todo ello después de que el Instituto Nacional de Estadística (INE) haya hecho públicos los datos del padrón municipal de ambas localidades a fecha de 1 de enero de 2021. En este sentido, se trata de unas cifras que confirman la tendencia de crecimiento que ambas ciudades vienen experimentando en las últimas dos décadas y con el proyecto de fusión en el horizonte más próximo.

En concreto, y de manera conjunta, Don Benito y Villanueva conformarían un núcleo poblacional de 63.112 habitantes, es decir, un 0,8% más que en 2020. O lo es lo mismo: 37.275 habitantes en Don Benito por 25.837 habitantes en Villanueva de la Serena. Estos datos reflejan también un crecimiento por separado de algo menos de 100 habitantes en la localidad villanovense respecto a 2020 y un ligero decrecimiento de nueve personas en la de Don Benito. Si bien, ambas localidades han ganado 7.386 habitantes en los últimos 20 años, ayudadas en gran parte por los servicios que ambas localidades han venido incorporando de manera paulatina y progresiva durante este tiempo.

Aumento de peticiones

No obstante, cabe recordar que el propio alcalde dombenitense, José Luis Quintana, ya anunció semanas atrás que las peticiones de empadronamiento en la localidad habían sufrido un importante crecimiento para poder participar en la consulta del próximo mes de febrero, por lo que de cara a los datos que haga públicos el INE el año próximo se puede esperar un aumento de estas cifras respecto a las de 2021.

Pero para que el proyecto de fusión salga adelante será necesario el apoyo de al menos el 66% de los votantes en ambas localidades. De ser favorable, la ciudad resultante se convertiría en el tercer núcleo poblacional de la región por delante de Mérida (59.548 habitantes en 2021) y el principal polo económico del sector agroindustrial de Extremadura. Además, según los estudios previos, el impacto de la fusión en términos de riqueza, actividad económica y desarrollo sobre rentas y población sería claro y notorio. Sin ir más lejos, la renta de los hogares podría incrementarse en un 2,7%, mientras que el empleo lo haría en un 5% aproximadamente.