Política municipal

Don Benito y Villanueva se exponen a perder el proyecto de transporte urbano

Las discrepancias entre ambos gobiernos municipales, a través de la mancomunidad, ponen en jaque la subvención recibida para este servicio de 2,5 millones de euros

Estación de autobuses de Villanueva.

Estación de autobuses de Villanueva. / LCB

Samuel Sánchez

En el último tramo del pasado 2022, los por entonces alcaldes de Don Benito y Villanueva de la Serena; José Luis Quintana y Miguel Ángel Gallardo, respectivamente, presentaron a bombo y platillo los primeros trazos del que hasta ese momento era el gran proyecto que nacería a raíz de la unión de ambas localidades. Se trataba de un proyecto de transporte urbano subvencionado para ambas localidades fruto de ese proyecto de fusión y financiado con 2,5 millones de euros procedentes de los fondos Next Generation. 

Un servicio de transporte que además es obligatorio para ciudades de más de 50.000 habitantes y que también, en dichos casos, es subvencionado. Sin embargo, aunque el proyecto continuó hacia adelante por la vía de la Mancomunidad Don Benito-Villanueva, ahora los consistorios de estas dos localidades mantienen una disputa a consecuencia de este proyecto. 

En el último pleno la entidad mancomunada se evidenciaron las diferencias entre ambos consistorios. Y es que este proyecto, que engloba un servicio de cinco autobuses eléctricos, acarrea ya una penalización en concepto de intereses una vez han percibido la ya citada subvención. Si bien, el problema al que se enfrentan en ambas localidades es que debe licitarse antes de que finalice el presente año para no perder la ayuda. A eso habría que añadir una aportación municipal extra de casi un millón de euros por parte de cada Ayuntamiento, una cifra que desde Villanueva no están dispuestos a poner al entender que no se han evaluado bien los costes que le puede acarrear a cada consistorio este servicio para ciudades de menos 50.000 vecinos, como es el caso. 

Excusa

Siempre Don Benito, por su parte, respondió ayer lunes criticando al consistorio villanovense, que renegó «con la excusa de desconocer los costes de mantenimiento», al tiempo que argumentan que la subvención fue otorgada a la mancomunidad «sin ningún condicionante respecto a la fusión», por lo que reiteran su postura contraria a una «fusión administrativa que sólo nos llevaría a un irremediable fracaso», aunque defienden la unión de las dos ciudades «por la vía de los hechos». Así, consideran que el transporte urbano entre ambas ciudades «es uno de los servicios públicos más necesarios» y que la única línea de autobús que hay en la actualidad es «totalmente insuficiente». 

Las partes se han emplazado a una nueva sesión plenaria de la Mancomunidad Don Benito-Villanueva para continuar dialogando al respecto de este proyecto de transporte urbano.