María del Carmen Medina es una joven pacense víctima de violencia de género. El día 1 de abril denunció a su expareja y el día 2 el Juzgado de violencia sobre la mujer número 1 de Badajoz lo condenó imponiéndole una orden de alejamiento de 500 metros, seis meses de cárcel y prohibición de tenencia de armas durante dos años.