Habrá tres en la margen derecha y otras dos en la izquierda que se colocarán como medida de seguridad por las obras que se están desarrollando, pero servirán también para intentar disuadir de acceder al agua.