El matador de toros respondió de forma muy cariñosa a todos los niños y atendió sus inquietudes, contándoles su experiencia desde niño, cuando se inició en la Escuela Taurina de Cáceres