con canciones y bailes de la alta y la baja Extremadura

El folclore extremeño viaja a Madeira desde Badajoz

La Asociación de Coros y Danzas de Badajoz participan en el Festival Internacional Ponta do Sol. Convivirán una semana con grupos de Portugal, Lituania, República Checa y Rumanía

Actuación de los Coros y Danzas de Badajoz.

Actuación de los Coros y Danzas de Badajoz. / LA CRÓNICA

El folclore de la alta y baja Extremadura hará parada en la isla portuguesa de Madeira. Una treintena de miembros de la Asociación de Coros y Danzas de Badajoz participa hasta el próximo 30 de septiembre en el trigésimo primer Festival Internacional de Folclore Ponta do Sol, en que compartirán canciones, bailes y experiencias con agrupaciones de Portugal, Lituania, República Checa y Rumanía.

La comitiva partió el miércoles rumbo a Madeira desde el aeropuerto de Lisboa, con los trajes e instrumentos en baúles. Van cargados con vestuarios que representan a las provincias de Cáceres y Badajoz, que alternarán en sus distintas exhibiciones. Es la primera vez, según el presidente de la Asociación, Eduardo Hernández Burgos, que participan en este festival y muchos de los integrantes se estrenan en un encuentro folclórico fuera de España.

 «Para muchos incluso es su primer viaje al extranjero, pues van componentes muy jóvenes», apunta Hernández, quien valora que en estos festivales se va más allá del baile y la música, pues suponen una oportunidad de convivir con otras culturas y conocer las tradiciones de otros países. Mantenerlas y difundirlas es el primer objetivo de todas las agrupaciones folclóricas.

Así, además de las actuaciones, el programa de actividades del festival, que se enmarca en la semana cultural de Ponta do Sol, incluye visitas turísticas y talleres, en los que unas agrupaciones aprenden y practican los bailes de unas y de otras. 

La última vez que la Asociación de Coros y Danzas de Badajoz viajó al extranjero fue en 2016, cuando representó a Extremadura y a España en la Folcloriada de México. Antes habían estado en Hungría. Su presidente reconoce que no siempre se puede acudir a estos festivales, pues son el colectivo y los propios integrantes del grupo los que asumen los gastos. «El equipaje, con los trajes e instrumentos, lo encarece mucho». En este viaje llevan dos acordeones y cinco guitarras.

La agrupación folclórica Ponta do Sol, en Madeira, participó en la última edición del Festival Internacional Folclórico de Badajoz y ahora los anfitriones le devuelven la visita. Con ellos llevan ‘La Uva’, ‘El Candil’ o ‘El Redoble’, entre otros muchas otras composiciones y bailes del folclore extremeño, que resonará en la isla portuguesa durante una semana.