Elisa Fariñas, la primera mujer al mando de la Policía Nacional en Extremadura, toma posesión de su cargo

El director general de la Policía destaca sus méritos: "Nadie te ha regalado nada y eres un ejemplo para muchos hombres y mujeres"

La nueva jefa superior recibirá el premio 'Mujeres que rompen 2024' junto a la ganadora de 'La Voz', la villafranquesa Elsa Tortonda

Elisa Fariñas, la primera mujer al mando de la Policía Nacional en Extremadura, toma posesión de su cargo

Santiago García Villegas

Si los puestos de responsabilidad de los tres poderes públicos de Extremadura están ya en manos de mujeres -María Guardiola, en el Ejecutivo; Blanca Martín, en el Legislativo; y María Félix Tena, en el Judicial-, a la terna se suma Elisa Fariñas, primera mujer al mando de la Policía Nacional en la región y la única de España que ha alcanzado este puesto desde la escala básica.

La nueva jefa superior ha tomado posesión este viernes en un acto en Badajoz, en el que ha estado acompañada por el director general de la Policía, Francisco Pardo, el delegado del Gobierno en Extremadura, José Luis Quintana, la presidenta de la Asamblea extremeña, Blanca Martín, el consejero de Presidencia e Interior, Abel Bautista y el alcalde pacense, Ignacio Gragera, además de por otras autoridades civiles y militares, familiares y compañeros. En su intervención, tras jurar el cargo y recibir el bastón de mando, Fariñas ha asegurado que asume su puesto "con honor, ilusión y humildad", pero también la gran responsabilidad que conlleva garantizar las más altas cotas de seguridad posible a la ciudadanía.

Fariñas recibe el bastón de mando del director adjunto operativo de la Policía Nacional.

Fariñas recibe el bastón de mando del director adjunto operativo de la Policía Nacional. / S. GARCÍA

Entre sus prioridades, según ha señalado, están la lucha contra el crimen organizado, la ciberdelincuencia, el tráfico de drogas, así como la protección de los colectivos más vulnerables: las mujeres en situación de riesgo, los mayores y los menores. Además, Fariñas se ha comprometido a potenciar la participación ciudadana y la colaboración con otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como con instituciones públicas y privadas.

También tuvo palabras de agradecimiento y reconocimiento para su antecesor en el cargo, Alfredo Garrido, que ha estado presente en la toma de posesión.

Con 40 años de servicio -los cumplirá el próximo 8 de marzo-, la nueva jefa de la Policía Nacional en Extremadura ha ido ascendiendo por promoción interna desde su ingreso en el cuerpo en 1984. Ha desempeñado diferentes funciones en las brigadas de Información, Extranjería y Fronteras, en la División de Formación y Perfeccionamiento. Para Fariñas, la región no es una tierra desconocida, todo lo contrario: su padre, que también fue policía, era extremeño y ella fue comisaria de Mérida entre 2016 y 2017. "Como una extremeña más, continuaré trabajando para estar a la altura", se ha comprometido.

"Nadie le ha regalado nada; ha ido del suelo al cielo desde el punto de vista profesional y tiene gran mérito", ha destacado de ella el director general de la Policía, quien ha añadido que Elisa Fariñas ha sido "pionera" en romper techos de cristal y en abrir camino a otras compañeras. "Eres un ejemplo para muchas mujeres y hombres", le ha dicho.

En la misma línea se ha pronunciado el delegado del Gobierno, quien ha puesto en valor su "esfuerzo, ejemplaridad y profesionalidad". "Tu nombramiento es el reconocimiento perfecto a tu trayectoria y un regalo para los extremeños, porque conoces perfectamente nuestra idiosincrasia y sé que te vas a dejar la piel", ha afirmado.

Quintana ha aprovechado para anunciar que Elisa Fariñas recibirá el premio 'Mujeres que Rompen 2024' que concede la Delegación del Gobierno con motivo de 8-M, que también se concederá a la