Los abuelos se suben al taxi en Badajoz para ver la Navidad

Ataviados con gorros de Papá Noel y a ritmo de villancicos, más de 80 ancianos del Asilo disfrutan de la iluminación navideña en la caravana organizada por Radio-Taxi

Vídeo | Así ven la Navidad los abuelos de Badajoz

Santiago García Villegas

«Es muy bonito y muy divertido», decían José Espino, Manuel Parra, José Sayago y Antonio Femenía. Ataviados con gorros de Papá Noel se asomaban por las ventanillas del taxi para ver el árbol de Navidad de la plaza de España. Ellos viajaban en uno de los taxis que encabezaba la caravana que este martes por la tarde ha recorrido las calles de Badajoz para que más de 80 ancianos de la residencia Nuestra Señora de la Soledad, conocida popularmente como el Asilo, pudieran contemplar el alumbrado navideño. 

Más de una veintena de taxistas se han sumado a la iniciativa solidaria organizada por Radio-Taxi. «Es muy satisfactorio», comentaba Clarisa al volante de su coche, en el que sonaba un villancico a todo volumen. Para algunos de los ‘abuelos’ era su primera ruta en taxi a la Navidad, pero otros repetían. «Tengo ganas de bailar», decía entre risas una de sus pasajeras.

La caravana ha llegado a la plaza de España haciendo ruido. Los cláxones no paraban de sonar y quienes se cruzaban con los taxis saludaban. Los viajeros, con las ventanillas bajadas, devolvían el gesto con una gran sonrisa. 

«Es un día especial», comentaba el presidente de Radio-Taxi, Pablo Serrano, mientras trataba de hacer hueco en la plaza a los compañeros que lo seguían. Hacía frío y los mayores han preferido no bajarse de los coches para hacerse fotografías junto al árbol, aunque alguno se ha quedado con las ganas.

La caravana de taxis a su paso por la plaza de España.

La caravana de taxis a su paso por la plaza de España. / S. GARCÍA

«El año pasado vine a ver las luces con mi hijo, que también es taxista, pero este todavía no había podido traerme por el trabajo», comentaba una de las residentes. «De esta forma las vemos muy bien y calentitos», añadía otro. No había terminado la visita y algunos ya se apuntaban a la de 2024.

La caravana salió del Asilo pasadas las seis de la tarde. Los taxis recorrieron la avenida del Perú, Santa Marina, la avenida de Huelva, la plaza Minayo, y, tras la breve parada en la plaza España, siguieron por la calle del Obispo hacia Juan Carlos I y Santo Domingo, para continuar por la avenida de Colón, ya de vuelta a la residencia.

Radio-Taxi ha recibido a estos clientes especiales con un paquete de caramelos. Sin ellos, también hubiera sido una carrera con buen sabor de boca.